¿Cómo funciona?

iPulse trabaja a través de destellos de luz, que se deshacen del vello no deseado dejando así una piel bonita y lista para lucir. Esta tecnología dirige un pulso intenso, extremadamente corto, de luz filtrada hacia la piel. La luz es absorbida por los pigmentos de color (melanina) alrededor del vello y neutraliza el folículo piloso, impidiendo el crecimiento de vello. El vello deberá tener un color más oscuro que la piel para que el folículo piloso absorba correctamente la luz.

Su especial atractivo es el control, es decir, la manera tan precisa con la que puedes controlar la cantidad de energía que penetra en tu piel. Ningún competidor tiene un dispositivo con el mismo nivel de control. Su innovadora tecnología de pulsación cuadrada controla de forma precisa la cantidad de energía que penetra en la piel sin que ésta llegue a ser demasiado alta para el usuario. La energía y la duración de la pulsación se equilibran y varían para adecuarse a cada tono de piel, logrando una mayor eficacia y con total seguridad.

Visita el canal de iPulse en Youtube para ver más vídeos.

Resultados

iPulse garantiza la eliminación del vello no deseado si se utiliza correctamente según las instrucciones.

La eliminación de vello será completa una vez finalizado el tratamiento (6-12 semanas), dependiendo de la zona tratada y del tipo de piel. Se empieza a notar una clara diferencia a las 3-6 semanas. Entre los primeros 7 y 14 días después del primer tratamiento puede comenzar a observar que la densidad de vello se ha reducido.



¿Por qué un tratamiento semanal?

El vello sólo puede ser tratado con éxito durante la fase anágena (fase de crecimiento). Por este motivo, se necesita que los tratamientos sean semanales, para poder atacar el vello en la fase anágena y lograr su eliminación. El ciclo de crecimiento del cabello varía en las diferentes zonas del cuerpo y está condicionado por la genética, la edad y las hormonas. Además, hay que tener en cuenta que hay nuevos folículos pilosos que pueden aparecer con el tiempo, debido a cambios hormonales, y habrá que tratarlos entonces.

¿Cómo utilizarlo?

Para usarlo, sólo hay que seguir 5 sencillos pasos: comprobar, rasurar, gel, tratamiento y repetición

  • Comprueba que tu piel está limpia.
  • Rasura el área a depilar.
  • Tapa lunares o heridas con delineador de ojos blanco.
  • Aplica el gel activador.
  • Trata el área con iPulse.
  • Repite el proceso.
  • El mando de iPulse se utiliza sobre la piel rasurada, después de aplicar el gel activador especial. Una vez posicionado, se debe presionar el disparador para liberar un flash de luz, que mata el folículo piloso.

    iPulse tiene 4 sensores de seguridad que deben estar colocados sobre la piel para funcionar. Si no se apunta correctamente, el disparador queda inactivo, evitando el riesgo de disparos de luz no deseados.

    Igualmente, se recomienda leer el manual completo antes de su utilización.